Header Ads

test

"No hay voluntad política para enfrentar las causas de fondo que explican el desastre ambiental en la región"

Hace un año, este medio informativo daba cuenta ollas comunes en varios lugares de las provincias de Llanquihue y Chiloé y exponía un conflicto sin precedentes que afecta a una de las mas emblemáticas y reconocidas actividades económicas de la zona: la pesca artesanal.

Pertinente al mes del mar: existen evidencias de que la situación de los hombres y mujeres vinculados a la pesca artesanal, no ha cambiado porque no hay voluntad política para enfrentar las causas de fondo que explican el desastre ambiental y la amenaza a su fuente de ingresos.

Se necesitan respuestas de fondo. Si se trata de tomar posición por los intereses de las familias trabajadoras y de los hombres y mujeres de mar, hay que ir a los efectos asociados a la industria salmonera y su dinámica contaminante y no sustentable que están provocando el exterminio de la pesca artesanal.

Si queremos reinvindicar las movilizaciones regionales y enaltecer el mes del mar, debemos ser categóricos llamando a producir desde los distintos sectores sociales un nuevo modelo de desarrollo económico, social y ambiental que supere a la industria del salmón y su dinámica contaminante; que ponga en el centro los intereses de las economías del mar y borde costero; y que por otro lado haya compromiso para producir una nueva legislación pesquera, dejando atrás la “ley Longueira”, creada a partir del tráfico de influencias y la corrupción.

Las políticas del último cuarto de siglo, están orientadas a la desaparición de la pesca artesanal y por consiguiente a destruir la cultura y la tradición que han generado las familias trabajadoras de la región entorno a la extracción de recursos del mar, haciendo inminente que la problemática vuelva a estallar en el corto plazo.

Eduardo Ocampo, Cientista Político, titulado de la Universidad de Los Lagos, miembro de Nueva Democracia y precandidato por el Frente Amplio