Header Ads

test

Londres 38 en riesgo: a un paso de su urgente restauración

Un deterioro acumulado y progresivo presenta el edificio, lo que se traduce en un riesgo inminente para el inmueble, los visitantes y quienes trabajan en el lugar. Un proyecto de restauración integral espera desde hace años el financiamiento. Con fecha de hoy, lunes 22 de mayo, la Comisión de Educación y Cultura del Consejo Regional de la Región Metropolitana, aprobó en sesión efectuada en el lugar, el financiamiento del 50% restante del diseño de proyecto de restauración. Para su aprobación definitiva, el proyecto será presentado el próximo miércoles en sesión plenaria de dicho Consejo.

En la visita del día de hoy, los consejeros constataron el grave estado de deterioro del inmueble y las precarias condiciones en las que la organización realiza su trabajo. Hace años que se espera el financiamiento necesario para una restauración integral de este Monumento Histórico que evite la pérdida patrimonial del único recinto de detención y exterminio de la Región Metropolitana que ha sido recuperado como sitio de memoria abierto a la comunidad, y ha sido rescatado de la posibilidad de demolición.

No obstante, la falta de mantención del edificio mientras fue ocupado por el Instituto O’Higginiano, --organismo vinculado al ejército--, generó un deterioro progresivo del inmueble. A causa de ello se produjo el derrumbe de un muro en 2008, y el hundimiento de parte del segundo piso en 2012, obligando a la instalación de una estructura exterior de soporte, de carácter provisorio que, no obstante, ha debido permanecer por más de cinco años. La organización ha ejecutado todas las obras de emergencia necesarias, pero ya no es sostenible continuar con intervenciones parciales.

La memoria contenida en este importante edificio, la habitabilidad y seguridad de sus visitantes y trabajadores y las funciones que allí se cumplen, se encuentran hoy amenazadas. El recinto recibe anualmente más de 20 mil visitas y solo en el Día del Patrimonio asisten alrededor de 2 mil 300 asistentes, siendo uno de los sitios más concurridos. Con el proyecto se espera llegar a las 45 mil visitas anuales que hoy están limitadas por las condiciones del edificio.

El proyecto de restauración ha sido aprobado por las instancias técnicas y cuenta con el apoyo del Ministerio de Bienes Nacionales, la Dirección de Arquitectura y el compromiso de financiamiento del 50% de la SUBDERE, en el marco del Programa de Puesta en Valor del Patrimonio.

La iniciativa, en la que se ha trabajado por dos años, está disponible para ser licitada. Su estándar es inédito en Chile ya que incluye la recuperación arqueológica de huellas culturales del periodo represivo, la habilitación de la infraestructura, las mejoras en las condiciones de habitabilidad, seguridad, accesibilidad universal y la museografía necesarias para acoger adecuadamente a las miles de personas que visitan el inmueble anualmente y que se benefician de una experiencia que integra exposiciones, foros, exhibición de vídeos, teatro y otras actividades culturales, a partir de una gestión que ha demostrado su sostenibilidad a largo plazo.

Londres 38 fue el primer eslabón de una cadena de recintos de reclusión utilizados por la DINA en la Región Metropolitana, en este lugar se dio inicio a la práctica sistemática de la desaparición forzada, de la cual fueron víctimas 1132 personas. Hoy, Londres 38 es un espacio de elaboración de la memoria, investigación del pasado y búsqueda de la verdad y la justicia en materia de violaciones a los derechos humanos cometidas en el pasado y en el presente.

Otros recintos como la Villa Grimaldi y José Domingo Cañas, fueron demolidos como una forma de borrar las huellas de los crímenes e imponer el olvido. La destrucción de los vestigios materiales del pasado dictatorial es otra cara de la impunidad en la que se mantienen los crímenes de la dictadura. Ambas buscan borrar las huellas y las responsabilidades, en ambos casos, el Estado ha incumplido su deber y ha desoído las demandas por el derecho a la verdad, a la justicia y a la memoria. Nuestra demanda es que esto no pase ahora con Londres 38.