Header Ads

test

Diputado Vallespín lamenta reactivación de Hidroaysen

Como “una muy buena noticia” calificó hoy el diputado de la Democracia Cristiana, Patricio Vallespín, la confirmación del abandono de cinco proyectos termoeléctricos en el país, a cargo de las empresas generadoras de energía E.CL, Endesa, IC Power, PPP Limitada y Minera Doña Inés Collahuasi, las que desistieron de administrar los inmuebles fiscales adjudicados bajo el gobierno de Sebastián Piñera para el desarrollo de proyectos termoeléctricos.

El parlamentario, integrante de la comisión de Medioambiente, agregó que “es esperanzador observar cómo avanzamos rápidamente hacia el camino que puede transformar a Chile en una gran fuente de energía renovable, dejando atrás las opciones altamente contaminantes”, agregando que “estamos cumpliendo, como país, con nuestros compromisos internacionales y lo que es aún más importante, con las generaciones futuras. Chile opta por sus energías renovables lo que con nuestras características naturales, es no sólo posible, sino que puede situarnos en una privilegiada situación mundial”.

Vallespín recalcó que “sabíamos que en el año 2006, la capacidad instalada de estas tecnologías era de 355 MW, representando menos de 1% de la generación eléctrica total; sin embargo, ya en el mes de marzo de este año, las energía renovables equivalen aproximadamente el 14,7%. Considerando este crecimiento y las potencialidades, ya podemos hablar de grandes proyectos. Incluso, de acuerdo a los cálculos del gremio, el parque renovable instalado en el país generó durante el primer trimestre del año un 58,1% de la producción que tendría el polémico megaproyecto HidroAysén para la misma época”.

Sobre esto último,  y consultado por las informaciones que hablan de una reactivación del lobby a favor de este proyecto por parte de Colbún, Vallespín agregó que “realmente no tiene sentido y no es necesario; nuestro país está dando muestras claras a favor de la inversión en energías renovables, limpias y vemos con preocupación que se quiera insistir en una iniciativa que fue no sólo polémica, sino rechazada por la mayoría de los chilenos”.