Header Ads

test

Corea del norte expresa que tiene el legítimo derecho a defenderse

La República Popular Democrática de Corea, a raíz de la amenazante figura externa, creada por Estados Unidos y su régimen satélite de Corea del sur, queda la defensa por la vía armada frente al cerco creado por el imperialismo norteamericano.

El ministerio de Relaciones Exteriores de la RPD de Corea, en rueda de prensa sobre este asunto, ha señalado que, "Durante más de medio siglo en que ha perdurado la confrontación entre la RPDC y EE.UU., había llegado tan extremadamente la furia de EE.UU. de agresión anti-RPDC ni llegado como esta vez la situación de la Península Coreana al borde de la provocación de guerra nuclear, subrayó el portavoz, y prosiguió, "La realidad de la Península Coreana demuestra que EE.UU. es el caudillo de la agresión y guerra, perturbador de la paz y autor de la agravación de tensión y comprueba otra vez cuán justa y clarividente es nuestra opción de centuplicar el disuasivo nuclear de autodefensa bajo la bandera de la línea de desarrollo paralelo".

El Gobierno norcoreano expresa que si no existieran sus potentes fuerzas defensivas ni se hicieran ejercicios de prevención defensiva, para responder a la provocación de EE.UU. y las fuerzas satélites, "el imperio yanqui cometiera sin vacilación alguna el bandidesco acto de agresión contra la RPDC, como lo hicieron en otros países".

El ministerio de Relaciones Exteriores de la RPD de Corea expresa además que, tales medidas se han adoptado para, "detener tal coacción y arbitrariedad, defender la soberanía y el derecho a existencia del país y la nación y para contribuir a la paz y seguridad de la región y a la realización de la verdadera justicia internacional, consolidamos el disuasivo nuclear superando todas las dificultades".

Finalmente, el Gobierno norcoreano manifiesta que, "Estamos totalmente listos para responder con gusto a cualquier opción de EE.UU. y seguiremos mejorando el poderío de autodefensa nacional y la capacidad de ataque preventivo apoyada en las fuerzas armadas nucleares mientras que EE.UU. no abandone su atroz política hostil y la amenaza y chantaje nucleares contra la RPDC".