Header Ads

test

Rodong Sinmun critica actitud de EE.UU. sobre lanzamiento de misil en Sur de Corea

Hace poco, los belicistas surcoreanos realizaron en público el lanzamiento de prueba del misil balístico Hyonmu-2 con un alcance de 800km.

En un comentario individual de este lunes, el diario Rodong Sinmun lo califica de grave provocación militar que lleva al borde de guerra la ya muy tensa situación de la Península Coreana y continúa:

El problema es la actitud de EE.UU. sobre el lanzamiento realizado por los títeres surcoreanos.

EE.UU. tilda de injustas las acciones justas de la República Popular Democrática de Corea con el fin de realizar la ambición de atropellarla, pero guarda silencio sobre el desarrollo de misil balístico por parte del Sur de Corea, lo cual es el clímax de la pauta de doble rasero.

EE.UU. no debe cuestionar más las medidas de autodefensa de la RPDC.

No tiene derecho ni cara para acusar a la RPDC de la supuesta "violación de resolución" de la ONU.

Es inaceptable la lógica de bandido del imperio de que no importa nada el desarrollo de misil balístico de sí mismo y sus satélites, pero si lo hace la RPDC como medida para consolidar sus fuerzas de autodefensa, eso significa "acto provocador" y "amenaza".

Aunque EE.UU. y sus satélites intensifiquen la sanción y presión y continúen la campaña de aislamiento y aplastamiento anti-RPDC, ésta tomará de modo múltiple y sucesivo las contramedidas superintransigentes para consolidar más el disuasivo nuclear de autodefensa.

Rodong Sinmun condena la entrada del portaaviones nuclear en Península Coreana

El fanatismo por la guerra de EE.UU., que amenaza a la RPDC mediante la introducción de su portaaviones nuclear Carl Vinson en las aguas marítimas de la Península Coreana, constituye un imprudente acto agresivo encaminado a agravar aun más la situación regional.

En un comentario individual fechado hoy, el diario Rodong Sinmun lo califica de última jugada al azar de los que se hallan en aprieto debido al fracaso total de la política hostil anticoreana, y prosigue:

El pueblo coreano no se asusta ni un comino ante la introducción del portaaviones nuclear como gesto de chantaje y amenaza y el Ejército Popular de Corea no estará con brazos cruzados ante el comportamiento gangsteril de los enloquecidos por ocupar a la RPDC.

Las fuerzas armadas revolucionarias de la RPDC, que ya disponen del poderoso disuasivo de guerra capaz de volar de un tirón las abominables bases avanzadas y de despegue de los agresores, están bien preparadas para responder a cualquier forma de guerra, operación y combate que deseen y escojan los imperialistas yanquis.

La voluntad de superintransigencia del EPC consiste en hacer probar a los belicistas el pavor, el espanto y la derrota tan amarga que ellos no han podido experimentar hasta ahora.

Si el imperio se atreve a lanzar una sola bala hacia la zona jurisdiccional de la RPDC, no se hará esperar el implacable contraataque nuclear de justicia.