Header Ads

test

Rehabilitar animales indefensos es posible, sepa cómo ayudar

La organización chilena y sin fines de lucro, Pequeñas Patitas, que tiene por objetivo rescatar y rehabilitar roedores, para posteriormente, buscarles un hogar responsable, lo cual requiere de la ayuda de las personas que pueden aportar al cuidado y tenencia responsable de los pequeños mamíferos.

Según Pequeñas Patitas, la mayoría del trabajo de rehabilitación que realizan proviene del dinero de quienes integran la organización, asunto que deriva necesariamente en requerir donaciones de dinero, a fin de sufragar gastos provenientes de la compra de alimentos, sustratos y de otros elementos necesarios para cuidar de aquellos animales que no tienen posibilidades, sino a través de estos aportes monetarios.


Además de la compra de alimentos, medicinas o sustratos, muchas veces se requieren de jaulas habilitadas con los elementos para la supervivencia de los roedores o de cuidados que se logran de manera satisfactoria con la presencia de cuidadoras, quienes también deben gastar dinero en locomoción, y para mantenerse en las sedes.

Pequeñas Patitas también tienen un servicio de hotelería, del cual generan recursos destinados, integralmente, al cuidado de los animales que rescatan, por lo que no tiene fines de lucro.

Para ayudar pueden depositar en la Cuenta Rut de BancoEstado: 19 742 540 - 7, a nombre de Macarena Villarroel, con aviso al correo: rescatepatitas.cl@gmail.com, y si desean adoptar algún animalito, pueden escribir al mismo email. 

El equipo de Pequeñas Patitas está integrado por: Esmeralda Valdivieso, Alexia Zácur, Daniela Molina, Alicia Pérez, Daniela Pizarro, Macarena Villarroel, Karen Espejo y Constanza Valencia, todas ellas voluntarias ad honorem. 

Les presentamos algunas imágenes de animalitos adoptados en Pequeñas Patitas, los que han sido rescatados.



Amandita, hija de Esmeralda en el veterinario con una de las conejas rescatadas.







Karen y su ratita


Alicia informando sobre los cosméticos sin testeo animal.







Daniela acariciando su ratita.




 Ese es el hijo de una de las voluntarias de Pequeñas Patitas.