Header Ads

test

En Viña del Mar, Lucía Guerra lanza su más reciente libro, ‘Con voz de sombra’

La académica y escritora chilena residente en Estados Unidos, Lucía Guerra, estará esta semana en Viña del Mar para introducir su más reciente libro, “Con voz de sombra (Crónica de un duelo)”, publicado por Editorial Cuarto Propio.

Presentarán la obra el Ph.D. Norberto Flores y el doctor Alexis Candia-Cáceres, el miércoles 12 de abril a las 19:00 horas en la Sala Atenea del Centro de Estudios Académicos de la Universidad de Playa Ancha (CEA), ubicada en calle Traslaviña Nº 450, de la ciudad jardín.


El libro

Desde un género menos utilizado para Lucía Guerra, la crónica, ella se pone de cara ante la muerte, luego de la pérdida física de su marido, Richard Cunningham, escritor estadounidense y su compañero de vida. Siente una ausencia y un vacío que la acosa, la estremece y la pone frente a un espejo en el cual su identidad tambalea. “Él era mi verdadero aval, quien más se alegraba de mis logros, el que me motivaba a seguir escribiendo. Aunque siempre he sido feminista y me considero una mujer autónoma, era él quien esculpía mi identidad “, sostiene la autora.

Luego de su fallecimiento repentino, hace tres años, vienen los ritos de la muerte. Muchas personas la acompañan, pero después llega el silencio, y con él la soledad. Lucía Guerra afirma que “en una sociedad en la cual la mayoría de los medios de comunicación enfatizan lo trivial, el duelo es un proceso solitario porque se evita hablar del dolor“, explica Guerra.

Debido al silencio impuesto por una sociedad que valora la felicidad y el éxito, nace la necesidad de escribir “Con voz de sombra. Crónica de un duelo”, como una manera de rescatar fragmentos de la vida de su esposo y dar voz al dolor de la ausencia.

En este libro, el duelo es una historia compleja que devela múltiples facetas del dolor. Además de las reflexiones relacionadas con la muerte, se describe el proceso por el cual pasa la subjetividad  de una mujer al sufrir la pérdida de su esposo. En contrapunto, por medio de la memoria y la escritura, se rescatan fragmentos de esa vida tronchada por la muerte y así se entrelazan conmovedoras experiencias de infancia en un orfanato,  en la guerra de Vietnam, y en Chile durante la dictadura militar.

La autora cuenta que lo importante para ella “era rescatarlo de la muerte a través de la escritura y destacar que su vida no fue en vano, por su amor hacia todo el mundo y su defensa de la justicia”.
Y agrega dice: “Me di cuenta que, después de los ritos de la muerte, la gente rechaza hablar del dolor creando así un vacío del lenguaje muy distinto a los prolíferos discursos, historias y canciones acerca del amor”. Además explica que, como escritora, vivía ese duelo en forma de imágenes, se sentía encarcelada en una fría bóveda de mármol, en su casa vivía la presencia constante de su esposo y hasta los lugares y la vida misma adquirieron otro significado.

Lucía Guerra, quien considera la muerte como definitiva, no cree en las nociones de la vida eterna o la transformación, y que cuando llega se extingue la vida, destaca que si no hubiese escrito este libro habría enfermado irremediablemente dado el dolor al cual no le encontraba salida o recepción.
Es una historia de amor, de sentimientos, de reflexiones, el canto a una vida que se reconstruye a partir de una muerte. Una vida compartida que se separa en contra de los deseos de sus protagonistas. Conocemos a dos seres humanos cuyas vivencias nos hacen reconocer que somos lo que somos por la cultura que nos configura, pero, por sobre todo, gracias a las relaciones que elegimos compartir en el camino de nuestras vidas.

La autora

Lucía Guerra nació en Santiago de Chile, y es actualmente catedrática de Literatura Latinoamericana en la Universidad de California (Irvine).

Como crítica y ensayista se especializa en literatura chilena, narrativa de la mujer latinoamericana y las relaciones entre género y ciudad.  Su ensayo titulado “Identidad cultural y la problemática del Ser en la narrativa femenina latinoamericana” obtuvo el Premio Plural en 1987.

Su libro “La mujer fragmentada: Historias de un signo” recibió el Premio Casa de las Américas en 1994 y Mención Honrosa en Premio Municipalidad de Santiago de Literatura (Chile, 1996). En 2013 su libro “La ciudad ajena: Subjetividades de origen mapuche en el espacio urbano” recibió el Premio Extraordinario a Estudios sobre Pueblos Originarios de América, auspiciado por Casa de las Américas.

Ha publicado más de cien ensayos críticos en revistas especializadas de Europa, Estados Unidos y América Latina. Entre los años 2005 y 2008 fue vice-presidenta del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana, fundada en Ciudad de México de mano de la Universidad de Pittsburg.

En 1979, Lucía Guerra y Richard Cunningham obtuvieron el Premio Anual de Traducción otorgado por la Universidad de Columbia y el Consejo de las Artes de la Ciudad de Nueva York por el libro “New Islands”, traducción al inglés de la obra de María Luisa Bombal publicada por Farrar, Straus & Giroux en 1980, que ya ha tenido once ediciones.

“Casa de niebla” (su traducción de House of Mist, de María Luisa Bombal) fue publicada por Ediciones UC en 2012.

Como escritora busca dar voz y textualizar las experiencias silenciadas de la condición femenina, tanto en su subordinación social e impulsos transgresivos como en la topografía del cuerpo y el erotismo femenino. En 1989, obtuvo el Primer Premio en el concurso internacional de la Revista Plural, en México, por su cuento “La pasión de la virgen”.

En 1991, su colección de cuentos titulada “Frutos extraños” recibió el Premio Letras de Oro, otorgado por la Universidad de Miami y el gobierno de España a escritores y escritoras de origen hispánico en los Estados Unidos. En 1992, este libro también ganó el Premio Municipalidad de Santiago de Literatura.

En 1995, su cuento titulado “Emboscadas de la memoria” recibió el Primer Premio en el Certamen Bienal del Centro Cultural Mexicano, y su novela “Muñeca brava” obtuvo el segundo premio en concurso anual del Instituto de Escritores Latinoamericanos en Estados Unidos.

En 1997, su novela “Más allá de las máscaras” recibió el Premio Gabriela Mistral otorgado por Coté de femmes Editions, en Francia.