Header Ads

test

El primer rascacielos curvo será el edificio más alto del mundo

El Big Bend, un revolucionario rascacielos que se planea erigir en Manhattan (EE.UU.), sería el primer rascacielos curvo y a la vez el más alto del mundo.

"Hay una obsesión imposible de negar asentada en Manhattan. Es innegable porque dicha obsesión se concibió precisamente para la vista; hay muchas formas en las que un edificio puede destacar: el nuestro, literalmente, se desmarcará de lo que se entiende por edificio. ¿Qué pasa si sustituimos altura por longitud?". Así se arranca el estudio de arquitectura Oiio en el manifiesto en el que presenta el Big Bend, un rascacielos de 1,219 metros de largo en el Midtown en forma de U invertida.

Sería el más grande del mundo, al unirse las dos torres de 600 metros, superando al Burj Khalifa de Dubai,de 879 metros, y el primero curvado de la historia.

Hay una obsesión imposible de negar asentada en Manhattan. Es innegable porque dicha obsesión se concibió precisamente para la vista; hay muchas formas en las que un edificio puede destacar: el nuestro, literalmente, se desmarcará de lo que se entiende por edificio. ¿Qué pasa si sustituimos altura por longitud?", reza el manifiesto del estudio de arquitectura Oiio que presenta el Big Bend.
Dicen los arquitectos que es un desafío que surge de las estrictas leyes que se imponen para construir en Nueva York, y también del estratosférico precio de los inmuebles, cuando la altura de los edificios aumentan los costes de licencia. El Big Bend se levantaría al sur de Central Park, una de las áreas más caras y de más prestigio de la ciudad.

“Si logramos doblar nuestra estructura en vez de violar las reglas de zonificación de Nueva York, seremos capaces de crear uno de los edificios más prestigiosos de Manhattan”, indican.

The Big Bend resolvería lo que antaño fue un gran problema logístico: los ascensores horizontales. Dada la curva en la parte superior, para pasar de una torre a otra los ascensores subirán en vertical, llegarán al tope, se desplazarán en horizontal y seguirán su recorrido, todo en un bucle continuo imperceptible y rápido. Un sistema tan innovador como la forma del edificio, que actualmente busca una compañía constructora para que se comprometa a hacerlo realidad.