Header Ads

test

Arzobispo de Puerto Montt presidió Misa Crismal

Con la mirada puesta en el llamado del Papa a escuchar y orientar a los jóvenes,  y en el marco de la etapa post sinodal que vive la Iglesia Arquidiocesana de Puerto Montt, se celebró este miércoles en la catedral la Solemne Misa Crismal, en que se bendijeron los óleos de los enfermos y de los catecúmenos y fue consagrado el santo crisma. Ambos temas fueron destacados durante la homilía de Monseñor Cristián Caro.

El Arzobispo de Puerto Montt señaló además que "es nuestro deber agradecer a los sacerdotes su trabajo sacrificado y su ministerio, a través del cual recibimos la Palabra de Dios los Sacramentos de la Gracia y la cercanía pastoral en los avatares de la vida."

Otro aspecto que fue destacado por el pastor arquidiocesano es la "gran nostalgia de Dios, una búsqueda de la trascendencia" que existe en la actualidad y que se refleja en la masiva asistencia a celebraciones como el Domingo de Ramos, por lo que llamó a los sacerdotes a ser testigos que conducen a la gente al encuentro con Dios."

Monseñor Caro también recordó el llamado que hiciera el Papa Juan Pablo II en su visita a Puerto Montt, con las palabras de Jesús: "Rema mar adentro y echa las redes para pescar", explicando que a esto se refiere el Papa Francisco cuando llama a salir y anunciar a Cristo en las periferias.

Al final de la Santa Misa Crismal, algunos familiares de los sacerdotes y seminaristas que se encontraban presentes, fueron invitados a pasar a los pies del altar donde, con toda la comunidad, se oró por las vocaciones.

En tanto, en el comienzo del llamado triduo pascual, durante la tarde de este Jueves Santo se conmemora la Ultima Cena del Señor, en que Jesús deja a la comunidad el legado de la Eucaristía y el Sacerdocio.